Nacional

Cabeza de Vaca construyó un fortín de calderonistas con el dinero de Tamaulipas

0

Francisco Javier García Cabeza de Vaca fue electo Gobernador de Tamaulipas en 2016 y significó la ruptura de esa entidad con el PRI, el partido que lo gobernó desde 1929 cuando era PNR. Recibió un estado colmado de corrupción y violencia y lo deja con esos mismos problemas exacerbados.

Ciudad de México, 29 de septiembre (SinEmbargo).– Para 2015, en México, una gran parte de los estados no sabía lo que era la alternancia en el partido que los gobernaba; tal como ocurrió en el país, durante décadas el Partido de la Revolución Institucional (PRI) fue el único.

Poco a poco eso fue cambiando. Los estados que estaban en esa situación, entre ellos Tamaulipas, decidieron apostar por algo distinto. En 2016, el candidato del Partido Acción Nacional (PAN) Francisco Javier García Cabeza de Vaca recibió 721 mil 158 votos, es decir, el 50 por ciento de las preferencias.

Tamaulipas soportó al PRI desde 1929 y luego de la triada Tomás Yarrington, Eugenio Hernández Flores y Egidio Torre Cantú, predecesores de Cabeza de Vaca y sobre los que pesan acusaciones de corrupción y nexos con el crimen organizado, le abrió los brazos al blanquiazul.

El expresidente Felipe Calderón en junio de 2016 acompañando Cabeza de Vaca en su campaña para Gobernador. Foto: Saúl López, Cuartoscuro.

Tamaulipas ya era para entonces una entidad abandonada por las autoridades. Luego de la guerra contra el narcotráfico que lanzó Felipe Calderón (2006-2012), la violencia escaló a tal grado de que cada vez se volvió más y más complicado entrar. Los políticos dejaron de ir a Tamaulipas y esa situación se mantiene hasta los días actuales.

Opinión en video

más leídas

más leídas

entrevistas

entrevistas

destacadas

destacadas

Fuente: Sin Embargo

Archivo

diciembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031