OpiniónPolíticaPortada

Campo Minado

0

Mara contra 4 perdedores en el debate, Y en dos semanas les ganará en las urnas.

Por Joaquín Quiroz.

Lo que observó Quintana Roo la noche del sábado fue un debate de una ganadora Mara Lezama con, cuatro perdedores; Nivardo Mena, Leslie Hendricks, José Luis Pech, Laura Lynn Fernández, ya que de esta quinteta la única que las dos campañas en las que ha participado las ha ganado es la morenista dos veces edil de Benito Juárez y próxima a convertirse en gobernadora.

Ya que Nivardo no pudo reelegirse para edil en 2021 lo convierte en perdedor, Pech en 2016 no alcanzó a ser gobernador otro perdedor, Laura Lynn en 2012 no ganó la diputación federal tremenda perdedora, y Angelina Hendricks lo mismo en 2018, así que si algo tienen en común los contrincantes de Mara es que han sido rechazados en las urnas en una elección.

Más allá de los debates, interesantes los enigmas y el que en unos clics salió a la luz la falsedad y el inflado de vistas de supuestos ciberfanáticos, parece que fue ayer cuando los seguidores de la todavía candidata a la gubernatura del PAN-PRD-PC Laura Lynn Fernández Piña, ya se sentía gobernadora porque supuestamente en sus redes en su Facebook live se habían conectado más de 20 mil supuestos seguidores.

De pena ajena ver que en las plataformas que transmitieron el debate viendo a los 5 candidatos apenas y se alcanzaron los 4 o 5 mil conectados, así que demostrado está que los Lauribots son igual de reales que su empate técnico con Mara Lezama.

En resumidas cuentas, el debate por la gubernatura Leslie Hendricks Rubio por otro partido y con otro apellido algo hubiera logrado el Dr. Pech el indecente hablando de decencia el chiste se cuenta solo, Nivardo Mena se le vio feliz de conocer un estudio de televisión, Laura Fernández Piña, demostrando que ni para leer lo hace bien Mara Lezama exhortando a no pelear y sí proponer por bien de Quintana Roo, ahí se vio el nivel de política que maneja la futura gobernadora.

Minas Explosivas…

Nos informan que en próximos días estará en tierras quintanarroenses Adán Augusto López secretario de gobernación, quien dicho sea de paso por los pasillos de SEGOB se ha dejado escuchar el beneplácito del titular por lo qué pasa en Quintana Roo y la sinergia que han tenido Mara Lezama y Marybel Villegas Canché una importantísima unión para el proyecto de la 4T y el trabajo conjunto de la senadora Villegas con la futura gobernadora.

Esto ha sido incluso un referente puesto de ejemplo en otras entidades, fina operación que suma a la gobernanza del país hecha por el mismo Adán Augusto, lo que tiene muy contento a su jefe ya que el reconocimiento a la institucionalidad de la coordinadora de campaña se ha hecho desde Palacio Nacional

Ecos del debate

Por Anwar Moguel

Tras el encontronazo de los cinco candidatos a la gubernatura de Quintana Roo en el maltrecho ring del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social las opiniones, los análisis y las calificaciones de tirios y troyanos inundaron las redes sociales en las que, faltaba más, todos los contendientes a la grande se autoproclamaron ganadores del debate, como ya es costumbre.

Sin embargo, el ejercicio dejó claro varios puntos importantes que no podemos dejar de señalar y que a continuación enlisto:

-Se confirmó que la no asistencia de la candidata puntera a la gubernatura, Mara Lezama Espinoza, a los debates “no oficiales” fue un acierto, ya que además de no dar la oportunidad a sus rivales de que la ataquen, le permitió llegar al ejercicio más importante -el organizado por la autoridad electoral- con una propuesta más fresca que sus adversarios, quienes ya habían quemado pólvora en los ejercicios previos.

-La priista Leslie Hendricks Rubio realizó un excelente papel, demostrando que tiene preparación y tablas políticas, pese a la lápida que representa contender bajo las siglas del PRI en estos momentos políticos.

-La que no sorprendió, pero sí decepcionó, fue la panrredista Laura Fernández Piña, quien se dedicó abiertamente a la denostación y la diatriba, cayendo en flagrantes mentiras que no pasaron desapercibidas para los ciudadanos críticos; la más evidente: cuando afirmó que el presidente López Obrador le había dado el dinero a Mara Lezama para la pavimentación del Boulevard Colosio y que la alcaldesa se lo había robado, cuando esta es una obra del gobierno federal que está contemplada para arrancar en este mes de mayo según el calendario de la federación y que se logró incluir gracias a las gestiones, justamente, de la candidata morenista.

-Fernández Piña perdió la oportunidad de realizar un papel más equilibrado entre la propuesta y el ataque, lo que la hizo ver muy mal.

-El doctor José Luis Pech, de Movimiento Ciudadano, por el contrario, si logró mantenerse en esa línea entre la estocada y la propuesta; sin embargo, por su expertise y su largo camino político se esperaba más de él. Aún así, no lo hizo mal, pero se quedó a media tabla.

-Mara Lezama demostró todo su talante de comunicadora; fue la que mejor proyectó su discurso tanto en su lenguaje verbal como en el corporal. Se le vio cómoda y tranquila con su estrategia de capotear los ataques contratacando con pequeñas estocadas, pero fundamentando su discurso en sus propuestas, algunas de ellas muy interesantes. Además, fue la única que en su cierre llamó a la concordia y a la suma para concretar un proyecto político exitoso para Quintana Roo, dando un anticipo de que en su gobierno habrá apertura para la concordia.

-Nivardo Mena, ni fu ni fa. Fue muy correcto en su discurso pero se le olvidó que compite para gobernar un estado laico.

-Y lo más importante de todo, es que más allá de los dimes y diretes, de lo interesante o no que fue este debate, la realidad es que estos ejercicios inciden en poco o en nada en el ánimo de los electores, es decir, su efecto en las preferencias electorales de los ciudadanos es prácticamente nulo, y esto seguirá siendo así mientras los ciudadanos sigan mostrando tan poco interés en el ejercicio político. Se estima que vieron el debate unas 20 mil personas, lo que representa el 1.49 por ciento del padrón electoral del estado.

Nada cambia a dos semanas de la gran elección

Por Javier Chávez Ataxca

A dos semanas de los comicios caribeños, para el interesante relevo en la gubernatura y la renovación del Congreso, las tendencias se mantienen invariables a favor de Mara Lezama, la candidata de Morena y aliados que algo habrán de sumar, como el incómodo Verde Ecologista que cosecha mucho más que el partido guinda.

Laura Fernández Piña permanece en segunda posición e hizo todo lo posible por bombardear a Mara en el choque sabatino de los cinco, pero el debate llegó muy tarde porque ya hay tendencias muy definidas y tan sólo queda el aprovechamiento de una porción de indecisos que en un gran porcentaje no acudirán a las urnas.

El Doctor José Luis Pech no pudo crecer para desafiar frontalmente a Mara Lezama, quien ha permanecido blindada ante los ataques más duros por ser la candidata del presidente Andrés Manuel López Obrador, cuyo partido Morena es una locomotora que llega con todo su poderío avasallante a este combate estelar por el trono que desalojará Carlos Joaquín, quien prefirió no confrontar al presidente y su candidata Mara.

Y con dos adversarios que siguen disputando la segunda posición a estas alturas, Laura y el Doctor Pech no tendrán el vigor que necesitan con urgencia para reclamar con números contundentes el subliderato, dando un golpe espectacular que agite y movilice a quienes no aceptan a Mara.

Por ello Mara ya olfatea el olor de los pasillos de Palacio de Gobierno, un espacio solemne hasta ahora ocupado por hombres, todos formados en la universidad priista.

La cuenta regresiva por el día D ya comenzó.

Por Indhira Carrillo

Y ahora que sigue? Terminó el debate y faltan dos semanas para la elección del 5 de junio. La cuenta regresiva ya comenzó.

El debate es Aire. Es mediático. Es comunicación política. Es una herramienta de la democracia participativa. El debate es el momento más equitativo en toda la contienda, porque candidatas y candidatos están en igualdad de condiciones frente a la audiencia, ahí solo cuentan sus reacciones y desempeño frente a los electores para llevar su mensaje.

Ha quedado claro que es una mala idea descalificar para ganar. No funciona.

Mara se dedicó a lo suyo: proponer y contrastar. Mientras que Laura y Pech se dedicaron a golpetear.

Mara Lezama hizo una defensa sólida de su persona y sus propuestas, con un buen spin ante los señalamientos, que la hizo ver fuerte, un buen blindaje construido seguramente con ayuda de sus estrategas, a pesar de qué en sus intervenciones sus contendientes habían planeado lograr un impacto y descargar golpes certeros en momentos precisos.

No les dio resultado. Conforme avanza el tiempo las encuestas no presentan cambios relevantes. Las preferencias no se mueven a favor de nadie que no sea Morena.

Es curioso, las candidatas y los candidatos, y sus asesores, parecen haber usado el mismo manual y la misma check list: todos quisieron aprovechar el post debate para posicionarse, todos se declararon ganadores del debate y emitieron sendos comunicados en ese sentido en cuanto termino.

A 12 días de qué se cierre la elección sólo resta preguntarnos cómo quedará el tema de la participación ciudadana, lo cual es relevante porque para legitimar un Gobierno, se necesita no sólo el triunfo en las urnas, sino el triunfo moral de haber sacado a votar a los electores. Ganar liderazgo mostrando poder de convocatoria.

El debate es Aire. Ahora toca el turno a las estructuras de tierra. Blindar el territorio y los votos. En las siguientes dos semanas entra en operación esa estructura, la que organiza con precisión el domingo de elecciones, el llamado Día D.

Se necesitan por lo menos 300 mil votos para legitimarse.

A Morena le ha costado mucho consolidarse, crear militancia, la organización de estructuras no ha sido su fuerte hasta ahora. Ha ganado por la figura política extraordinaria de un solo hombre: el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En esta campaña el Partido Verde, aliado de Morena, ha hecho la labor de sumar estructuras, liderazgos que en el cambio de 2016, habían quedado sueltos y que ahora se aprestan a fortalecer a la alianza Juntos hacemos Historia.

El promedio de participación ciudadana en Quintana Roo ha sido en las contiendas previas del 40 al 50% del Padrón Electoral.

El diseño de la agenda y el mensaje de los últimos 12 días de campaña será clave para lograr posicionar el proyecto y la voluntad para trabajar en equipo con todas las fuerzas políticas y sociales del Estado y recordar al ciudadano el valor y la importancia de su voto, impulsar la participación ciudadana día de la elección.

Vienen los cierres de campaña. Es de esperarse un cierre fuerte. 12 días, 11 municipios para cerrar. La cuenta regresiva ya comenzó.

Archivo

julio 2022
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031