OpiniónPortada

Campo Minado

0

Canadá: ¿premio o castigo?

Por: Jorge Castro Noriega

Tal y como se había anunciado desde semanas atrás, el aún gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín, se integra al equipo del presidente Andrés Manuel López Obrador terminando su mandato el día 25. Pero no, no se va –como tanto se especulaba- ni a la Secretaría de Turismo, ni a Fonatur, donde de acuerdo a su perfil eran las dependencias donde podría haber aportado todo su ‘expertise’ en materia turística.

López Obrador dejó correr y crecer de bajada la bola de nieve, para que un par de días después de su sexto y último informe de Gobierno anunciara que Carlos Joaquín sería propuesto como nuevo embajador de México en Canadá, con lo que se convertiría en el cuarto gobernador de oposición en irse al servicio exterior mexicano una vez concluida su gestión.

Antes sucedió con tres mandatarios priistas que ayudaron a que Morena ganara sin mayores problemas en sus entidades el año pasado: Quirino Ordaz, de Sinaloa; Claudia Pavlovich, de Sonora, y Carlos Miguel Aysa, de Campeche, quienes se abrieron ante el empuje democrático de Morena, se abstuvieron de participar –como era la vieja y repudiada costumbre en el PRI- en las elecciones, y permitieron que Alfonso Durazo, Rubén Rocha y Layda Sansores alcanzaran los respectivos gobiernos.

Si bien las embajadas no forman parte del gabinete legal ni ampliado, la promesa de incorporarlos a su equipo fue cumplida por AMLO: Quirino y Aysa se fueron de embajadores a España y República Dominicana, en tanto Claudia de cónsul a Barcelona.

No es precisamente el caso de Quintana Roo, al menos por lo tersa que se percibe la transición y entrega del poder a la futura gobernadora Mara Lezama, pero en Sinaloa, Sonora y Campeche poco le importó a la #4T el desaseo administrativo y financiero dejado por los priistas, ni las abultadas deudas con proveedores, pues se fueron raudos, encantados y lo mejor de todo, “purificados”, al servicio diplomático.

Las embajadas se han convertido en premios políticos para personajes que no son miembros del partido gobernante, pero que han servido para algunos de los fines de dicho organismo político y de su líder moral, el presidente López Obrador. Sobre todo, por cómo se ha visto las jugadas en el tablero de ajedrez presidencial, para desactivar políticamente a los gobernadores salientes y esfumar con el exilio cualquier posibilidad de que, una vez entregada la estafeta a sus sucesores morenistas, se les pueda antojar crear grupos políticos para jugarle las contras a Morena en futuras elecciones.

Carlos Joaquín había dicho antes que sí aceptaría una invitación del presidente para integrarse al Gobierno federal terminando, pero dentro de México, no en una embajada. Él preferiría, en todo caso, quedarse entre Quintana Roo y Yucatán, para atender a su familia y sus negocios personales que mantuvo pospuestos durante los seis años de su administración.

Pero como al presidente no se le puede decir que no, Joaquín González aceptó la encomienda de convertirse en el cuarto gobernador enviado al servicio exterior, lo que si bien algunos interpretaron como un exilio preparado por AMLO para alejarlo del estado que gobernará Morena a partir del día 25 de este mes, tal y como hizo con los tres priistas, no se puede soslayar la importancia que tiene Canadá para el turismo en México, en específico para Quintana Roo, donde el aún gobernador tiene el pulso mejor que nadie.

Al mes de junio pasado, el negocio turístico de Canadá traía un rezago del 42% en el número de viajeros a México, con respecto al primer semestre de 2019, con casi 640 mil personas. Canadá es el segundo socio comercial de México integrante del T-MEX y es el segundo aportador del flujo turístico de Norteamérica hacia el Caribe mexicano.

Con amplio currículum en materia turística, durante su gestión Carlos Joaquín gestionó ocho vuelos directos canadienses a Cancún, Cozumel y Chetumal, así que neófito en el tema no lo es. En declaraciones posteriores a su postulación –y aceptación- como embajador por parte del presidente, consideró que el reto será aumentar la promoción de los destinos mexicanos, pues países que le compiten directamente a Canadá como Perú, República Dominicana y Costa Rica, están invirtiendo recursos crecientes en ese rubro.

Enfrentando impugnaciones de la bancada del PAN en el Senado, que ha calificado de “posible traición” la propuesta de Carlos Joaquín como embajador en Canadá, se podría especular que ha sido la suya una salida digna a cambio de entregar el poder a Morena en Quintana Roo, pero hay dos detalles nada más: Carlos Joaquín nunca se afilió ni al PAN ni al PRD, por lo que no cabe la figura de “traición”, como sí sucedió con sus ex homólogos de Sinaloa, Campeche y Sonora a los que el PRI expulsó por indeseables. Y que el distanciamiento del todavía gobernador de los procesos electorales, asumiendo una postura enteramente demócrata, lo hizo mucho antes de que se pudieran imaginar entregas pactadas del poder y premios diplomáticos de consolación.

La cuenta regresiva para el ascenso de Mara Lezama sin rencores.

Por Javier Chávez Ataxca

Habituados a relevos entre priistas desde la fundación del estado —uno con escarmiento carcelario, con Mario Villanueva Madrid reemplazando a Miguel Borge Martín en 1993—, tuvieron que pasar 41 años para conocer la alternancia lograda por Carlos Joaquín González, quien hizo todo lo posible por ser candidato del PRI, pero ahuyentado por el impulsivo gobernador Beto Borge tuvo que ser candidato externo del PAN y PRD.

Aplastado el «Gobierno del Cambio» por Morena, ahora estamos ante la cuenta regresiva del ascenso de Mara Lezama, quien con los colores del partido del presidente Andrés Manuel y el Verde Ecologista como principal aliado se reporta lista para saltar al ruedo en condiciones tan adversas, porque los hombres de guayabera en fila india fueron acabando con el vigor del estado, dejando tierra quemada a su paso.

La autodenominada Cuarta Transformación tiene la ineludible responsabilidad de ir más lejos con una alternancia que dejó un reguero de inconformes y desalentados, porque se impuso el rencor en el diseño de procesos judiciales que dejaron a salvo la presa realmente responsable: Juan Pablo Guillermo Molina, último secretario de Finanzas y Planeación (Sefiplan) de Beto Borge, quien permanece en una cárcel infernal del estado de Morelos.

Mara Lezama llega con aliados a pasto, algunos aspirando a formar parte del gabinete ampliado si no hay de otra sopa y otros queriendo comprar impunidad, bien portaditos y con despliegue de dulzona cortesía.

Sin la venganza como fuerza motriz, Mara Lezama no debe permitir el borrón y cuenta nueva porque las auditorías deben llegar a la médula de todas las dependencias, comenzando por la Secretaría de Seguridad Pública y la Oficialía Mayor asimilada irregularmente por la Sefiplan.

El elector no votó por el perdón y el olvido, soportando a joaquinistas perdonados y a bordo del Tren Maya de la 4T.

Carlos Joaquín tiene su pase de abordar como embajador en Canadá, pero su boleto preferente no abarca a su equipo de colaboradores que tendrá que defenderse sin armadura.

Todo listo para la llegada de Mara Lezama al gobierno estatal.

Por Joaquín Quiroz Cervantes.

Y sin más se gastó este sexenio, con los informes de gobierno municipales se concluye en lo político la presente administración estatal de Carlos Joaquín, solo a cumplir algunos compromisos administrativos y entrega la estafeta a Mara Lezama quien la noche del sábado recibirá el mando de las fuerzas de seguridad pública y el domingo muy temprano asumirá como la primera gobernadora en la historia de Quintana Roo.

Amplias expectativas hay por la llegada de la dama, quien será la mujer con más poder que se haya conocido en Quintana Roo, ya que fue la más votada en su elección, cuenta con un Congreso del Estado con 21 diputados a sus órdenes, y con 4 más que lo que más quisieran es servirle a la gobernadora o servir de algo.

Un Poder Judicial con un presidente cercano a ella, y un pleno de magistrados y magistradas que ven como jefa política a Lezama Espinosa, en tanto en los municipios de sus partidos aliados son 8 de los 11 municipios, sin embargo, los ediles de Bacalar, Solidaridad e Isla Mujeres verán respetarán y coadyuvarán con la jefa política Mara Lezama.

Bacalar está por pintarse de verde, lo mismo Isla Mujeres que se hará MORENA, y Solidaridad no tarda en ser para la 4T, ya que la voluntad de José Alfredo Contreras, Atenea Gómez y Lili Campos están con Mara Lezama, así que todo el tablero político es marista, y en la historia reciente del Estado nadie ha llegado con tanto respaldo ciudadano y político a gobernar Quintana Roo.

Mara Lezama ha generado altas expectativas entre las y los quintanarroenses, quienes están ávidos de la llegada de la gobernadora, el que sea una dama quien rinde protesta como la primera política de la entidad, es algo interesante, sobre todo porque es una persona emanada de la sociedad civil, y que como luchadora social ha fincado una carrera combinada con la comunicación.

Minas Explosivas….

Y en el primer informe de gobierno de Marciano Dzul Caamal, la mano de su colaborador Adán Quintanilla Ávila estuvo en cada detalle de la producción del evento, donde los dotes y cualidades del comunicador salieron a la luz, un vistoso acto, con el respaldo del pueblo hacia el edil y con la creatividad y sello del chetumaleño más tulumnense se notó en la impecable organización de este acto.

Lili Campos, un pasito pa delante y dos pasitos pa trás.

Por Francisco Espinosa León

Si hay una autoridad municipal que arroja dudas no por su desempeño y resultados sino por decisiones que políticamente no han sido las mejores, sin duda alguna es Lili Campos Miranda.

Y es que la presidenta municipal de Solidaridad se ha visto involucrada en algunos hechos que han marcado que la tolerancia no es precisamente de lo que más puede vanagloriarse ella o su administración.

En lo personal Lili Campos no me parece una mala persona; es una mujer que da la impresión de ser muy capaz, comprometida con su trabajo y vaya que tiene una encomienda complicada en Solidaridad al tratar de limpiar el desaseo que le heredó Laura Beristain Navarrete y eso no es cualquier cosa.

Lili Campos intenta sacar adelante a Solidaridad y de eso no hay ninguna duda.

Sin embargo, sus decisiones políticas han sido cuestionables y parece que no tiene interés en solucionar ese punto y olvidar que la campaña electoral ya terminó, ya quedó atrás y hay que darle vuelta a la página.

Muy independientemente de que en la campaña se fue con el equipo que todo mundo sabía no iba a ganar la elección, una vez que pasó el 5 de junio, Lili Campos da un paso hacia adelante enseñando que quiere trabajar con la nueva administración estatal, sin embargo, luego revira y da dos pasos hacia atrás con decisiones que en nada abonan hacia una gobernabilidad y una reconciliación.

Así, como si estuviera bailando, Lili da un paso adelante y dos atrás.

El más reciente hecho fue el desaire que le hicieron a través de una regidora a la diputada local por uno de los distritos correspondientes al municipio de Solidaridad, Estefanía Mercado, a quien desconocieron como representante del Poder Legislativo en el informe de gobierno de la alcaldesa.

Ante este desatino de ver cómo era ninguneada, Estefanía Mercado prefirió retirarse del evento, pero esto fue visto por varios representantes de medios de comunicación.

Ojalá Lili Campos recapacite porque insisto en lo administrativo va haciendo bien las cosas pero eso no se refleja en lo político y en la gobernabilidad, en la correlación que debe tener su administración con el nuevo gobierno.

Tiempo aún queda pero Lili Campos no debe cometer de nuevo esos errores. Ojalá si esto fue ajeno a su voluntad tome cartas en el asunto.

Explosión en el campo… No hay plazo que no se cumpla y el próximo domingo comenzarán a escribirse las mejores páginas de Quintana Roo con la toma de protesta de Mara Lezama como gobernadora constitucional.

Siganme en Twitter como @espinosapaco y en Instagram espinosa.paco.

Marciano convierte a Tulum en el principal referente de la transformación en Quintana Roo.

Por Indhira Carrillo

En Tulum están pasando cosas buenas. Bajo el lema: creer, crecer y transformar, Marciano Dzul Caamal, en solo un año de gobierno logró contener el desbordamiento en todos los sentidos que se vivía en ese municipio, estabilizar y poner orden.

Al rendir su primer informe de gobierno, los datos más impactantes dados a conocer por el presidente municipal tulumnense son en el ámbito de la seguridad, una llaga lacerante para locales y turistas “de terror” que logró revertir, tomando decisiones firmes como salir del Mando Único Estatal, decidido a recuperar la paz y tranquilidad de Tulum.

Contrató 148 nuevos policías, para un total de 282 elementos y 50 patrullas, y con el apoyo del Gobierno Federal trajo el 30vo. Batallón de la Guardia Nacional Escudo Tulum con 200 integrantes y 20 vehículos.

En un año se capturaron 200 presuntos delincuentes relacionados al crimen organizado, incautado 4,672 dosis de drogas, con lo que redujo 54% la incidencia de homicidios.

Cifras que ningún otro municipio en el estado tiene.

Dzul Caamal es un alcalde con mucho arraigo, con mucha cercanía con su pueblo maya, por eso ha invertido 135 mdp en obras de alto impacto social, sin endeudar al pueblo.

Por ejemplo, rescató del abandono 11 casas de salud en comunidades de la zona maya y de la zona de transición. Las equipó con materiales y doto de medicamentos, además la unidad médica móvil atendió 30 mil servicios.

605 estudiantes de nivel básico y medios superior reciben becas municipales y el Ayuntamiento ofrece transporte escolar gratuito en 5 comunidades rurales al 100% de alumnos de primaria, secundaria y preparatoria.

Y cerró con broche de oro el rubro de educación al concretar esta misma semana la donación del terreno para edificar la primera Universidad pública para ese Municipio.

Y la lista sigue: Adquirieron 11 nuevos camiones recolectores de basura y electrificó e introdujo drenaje a nuevas colonias.

En la rehabilitación de carreteras, calles y vialidades en todas las colonias y comunidades, destaca particularmente la nueva cara de La Costera, la principal vialidad turística.

Tulum es hoy, gracias al presidente de la República el centro maya del desarrollo futuro de Quintana Roo, por las obras federales que se realizan allí: el Tren Maya, el Aeropuerto de Tulum, proyecto que sigue en pie, y el Parque del Jaguar que darán otra dimensión a toda la región y fortalecerán la vida del pueblo maya en el centro mismo de Quintana Roo.

Hombre de profundas convicciones, Marciano Dzul empezó su discurso honrando a Dios “quien cuida la ciudad” y pronunciando palabras en su lengua materna maya, indicó que la gente de Tulum no se equivocó al creer, lo que les ha permitido crecer y transformar ese municipio.

Con todos estos resultados, Tulum y Marciano Dzul están convirtiéndose ya en el principal referente de la Cuarta Transformación en Quintana Roo.

Archivo

septiembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930