Nacional

Mítikah robó al pueblo de Xoco su agua, movilidad, árboles. Hasta los rayos del sol

0

Después de inaugurarse el complejo Mítikah por encima de la voluntad del pueblo vecino de Xoco, los habitantes se cuestionan sobre la demolición del Centro Coyoacán. Aunque el Gobierno de la Ciudad de México niega que haya permisos para extender más torres contempladas en la administración del Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera y del Alcalde de Benito Juárez Jorge Romero, el daño en el suministro de agua y movilidad está hecho.

Ciudad de México, 2 de octubre (SinEmbargo).– En la Alcaldía Benito Juárez, epicentro del “Cártel Inmobiliario”, a los tres mil habitantes de Xoco (“de los tejocotes”) un “monstruo” de altas torres, Mítikah, les arrebató el suministro de agua, los rayos solares, decenas de árboles, la movilidad, su parroquia y hasta su identidad. Todo con permisos otorgados desde 2009 por autoridades de la Alcaldía y de la Ciudad de México que no los reconocieron ni como pueblo originario, lo que ahorró la consulta indígena.

“Nos han deteriorado la vida, es una violación que se debe de reparar”, dijo Elizabeth, habitante de Xoco desde hace 30 años, expresión con la que coincidió la señora Lidia, que nació ahí hace 75 años y de niña nadó en el aledaño río Churubusco. Ambas vieron cómo el agua, la tranquilidad y las tradicionales fiestas del poblado fueron capturadas por un proyecto inmobiliario y comercial.

Hace unos días, en medio de protestas que se han extendido por 13 años contra la megaobra, el fideicomiso Fibra Uno inauguró la ciudad con un rascacielos de 65 niveles para más de 300 departamentos que puede observarse desde diferentes puntos del sur de la Ciudad, una zona con alto riesgo por sismos. Con solo vender cuatro departamentos, desde 11 millones de pesos, recuperaría la multa impuesta por la polémica tala de árboles en mayo de 2019.

Torre de Mítikah vista desde el pueblo de Xoco. Foto: Crisanto Rodríguez, SinEmbargo.

El complejo gris, asentado sobre un territorio con descendencia y vestigios teotihuacanos, también impone con altas oficinas, un hospital y un nuevo centro comercial con un deprimido vehicular que se tragó la calle de Real Mayorazgo, generó una tala de 80 árboles y cerró las cortinas del Centro Coyoacán (1989), cuyo edificio anaranjado será demolido. La aldea teotihuacana hallada durante las excavaciones la resguardó el INAH y realizaron una réplica frente al centro comercial.

Opinión en video

más leídas

más leídas

entrevistas

entrevistas

destacadas

destacadas

Fuente: Sin Embargo

Archivo

diciembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031