OpiniónPortada

¿Porque Rafa Marín, un precursor de la 4T, no puede registrarse al proceso interno de MORENA? ¿Va en serio el pacto sucesorio?

0

El presidente de México en la mañanera en Cancún dijo textualmente que fue una buena decisión la de Rafael Marín Mollinedo no haberse registrado para buscar la candidatura de MORENA a gobernador de Quintana Roo, que hay mujeres y hombres que pueden representar a todos los partidos en su momento. Luego mencionó que eviten la guerra sucia en esta competencia.

Marín Mollinedo, que recorrió la vida política de este país junto con el presidente Andrés Manuel, desde la organización de comités en Tabasco, la mítica marcha a la ciudad de México, la integración al Frente Democrático Nacional en 1988, el surgimiento del PRD, las tres campañas presidenciales y la fundación del Movimiento de Regeneración Nacional MORENA  y en Quintana Roo sentó las bases y abrió la puerta a quienes hoy gobiernan bajo esas siglas. “Un precursor” de la 4T, descrito en palabras del propio presidente.

Marín Mollinedo, que siempre ha formado parte de su círculo íntimo, familiar, aun antes de que el presidente se casara por primera vez, desde que coincidieron en Teapa, Tabasco.

Con 40 años de lucha política a contracorriente y 34 años viviendo en Quintana Roo, aun cuando ha sido en extremo cuidadoso de las formas, de hecho, con expresiones muy cortas, Rafael Marín Mollinedo ha dejado un mensaje claro en las últimas cuatro semanas, aun después de que el presidente le dijo “Ni te inscribas” al proceso interno:

  1. Hay preocupación entre los morenos que se entregue Quintana Roo al partido verde.
  2. Si es la alcaldesa de Cancún Mara Lezama la candidata hay riesgo de que MORENA se fracture.

Un mensaje que cimbró al estado y prendió con rapidez entre algunos grupos políticos, empresariales y sociedad civil. Gente enterada o inconforme con el establishment, el orden establecido.

Sin embargo, la visita del presidente López Obrador y su conferencia matutina parece cortar de tajo estos señalamientos. Muy preciso en sus frases, dijo lo esencial: Marín Mollinedo se queda en el proyecto del Istmo, el Tren Transístmico. Mencionó primero a las mujeres quintanarroenses en competencia, dijo que pueden representar a todos los partidos y  que se evite a toda costa la guerra sucia.

Cuestionemos: ¿Es esta una forma de decir que la pluralidad ante todo, que los morenistas deben aceptar que el partido verde es aliado? ¿Qué se considera guerra sucia, cualquier comentario crítico entre aspirantes? ¿Cómo harán contraste entre competidores?.

El aprecio manifestado al gobernador Carlos Joaquín y la reiterada invitación a integrarse a su equipo: nos complementamos, nos ayudamos, nos apoyamos mutuamente y no hay ninguna diferencia, es un mensaje contundente.

Un día antes Rafael Marín Mollinedo tuvo una reunión pública con el empresariado de Cancún que termino en una extensa entrevista. El miércoles de la visita presidencial estuvo invitado por el Consejo Coordinador Empresarial en Playa del Carmen pero, declinó entrevistas.

Todo estos hechos juntos parecen confirmar lo que desde hace ya un año recorre el estado: ¿hay un pacto sucesorio en el que el Partido Verde lleva mano? Solo así se explica que se impida el registro a un ciudadano con tan buenas credenciales.

Vamos, que esto está hecho!

Indhira Carrillo

Archivo

diciembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031